Ver todos los artículos

1 de octubre



Publicado el 01 octubre, 2018 - 13:49h

Que rico es comer cosas dulces, ricas, sabrosas, gustosas… y más si son caseras, es decir hechas por uno/a mismo/a; y que nos lo digan a nosotros, en DomusVi Elda, que el otro día en el taller preparamos un bizcocho de chocolate para chuparse los cinco dedos de lo rico que nos salio, no dejaron ni las migas para los pájaros.

Como somos buena gente, y  sabemos que no lo pudisteis probar, os vamos a pasar la receta y ya nos contareis si tenemos razón:

INGREDIENTES

  • 1 yogur natural (de 125 gr).
  • 3 huevos.
  • Harina (2 medidas de yogur).
  • Cacao en polvo (1 medida de yogur).
  • Azúcar (2 medidas de yogur).
  • Aceite de semillas y de oliva (1 medida de yogur entre los dos). Si te gusta que en el sabor final se aprecie el aceite, añade más aceite de oliva que de semillas, pero si prefieres que sea más discreto, hazlo a la inversa.
  • 1 sobre de levadura en polvo (16 gr).
  • Mantequilla para untar el molde.

ELABORACIÓN

  1. Vacía el yogur en un pequeño bol para poder utilizar su recipiente desde el primer momento.
  2. Precalienta el horno a 180º durante estos 1o minutos que vas a dedicar aproximadamente a elaborar la masa.
  3. En un bol grande, añade las dos medidas de azúcar y los huevos, y bátelos enérgitamente, mejor con unas varillas o una cuchara.
  4. Añade el aceite y el yogur, y sigue batiendo para que la mezcla quede homogénea, sin grumos.
  5. Ahora, sitúa un colador justo encima del bol y ve añadiendo las medidas de levadura y harina, de forma que pasen por el colador. A este proceso se le llama tamizado, y permite que estos ingredientes secos se añadan a la mezcla sin grumos ni apelmazamientos, viene genial para que todo se mezcle bien. Termina de mezclarlo todo, que queden perfectamente integrados todos los ingredientes.
  6. Añade la cantidad elegida de cacao, y mezcla bien con el resto de ingredientes. Verás que tu bizcocho tomará automáticamente un color muy oscuro, y si pruebas la mezcla un poco con el dedo (qué gustazo poder probar las mezclas antes de hornear!) verás qué rico está. Puedes ayudarte de esta pequeña prueba para saber si has acertado con la cantidad de cacao.
  7. Unta el molde con mantequilla. Puedes hacerlo con tu propio dedo, y es recomendable que la mantequilla haya estado unos minutos fuera de la nevera, o si está demasiado dura, introduce una pequeña cantidad de ella en un vaso en el microondas durante apenas 5 segundos, y ya la tendrás lista para impregnar las paredes del molde con facilidad.
  8. Vierte la masa en el molde y colócalo en el horno, a una altura media, y mantén esa temperatura de 180º durante unos 30 minutos.
  9. Haz la prueba del palillo: pincha con un palillo el bizcocho, y si sale sin restos pegados, es que está listo. Apaga el horno, saca el bizcocho y déjalo reposar.

Ya nos contareis si tenemos razón o no, y sí es que no, avisarnos que os damos una masterclass de repostería.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos