Ver todos los artículos

03/10/2018



Publicado el 03 octubre, 2018 - 12:33h

Este fin de semana, los residentes de  DomusVi Ribadumia, se despidieron del mes de septiembre saliendo al lugar protagonista  de las Rías Baixas en esta época, los viñedos.  

Si en el anterior post del blog, hablábamos de las nuevas tecnologías aplicadas a la vendimia y elaboración del vino, con esta salida hemos querido rememorar sus vivencias  de cuando ellos eran los protagonistas en la elaboración de su propio vino.  

En esta ocasión, hemos querido estar en un viñedo tradicional, con una variedad de uva especial en la comarca del Salnés. Las uvas que recogieron y cataron  con mucha ilusión, fueron con las que se hace el famoso “Vino Tinto de Barrantes“. 

Mientras los residentes recogían los racimos, nos contaban sus anécdotas y sus experiencias con una mirada nostálgica al pasado.  La anécdota que todos contaban y compartían,  era lo divertido que era la pisada de la uva con los pies descalzos para extraer el mosto. 

En todas las labores del campo, una vez que se terminaban los trabajos del día, se juntaban todos los vecinos y  se realizaba una gran merienda donde no podía faltar el vino, la empanada y la música tradicional.

Y como no, lo mejor de la vendimia también tenía que ser rememorado….

Aprovechamos este sitio  para agradecer a Ana Rosa Glz. Vilas, compañera y trabajadora de DomusVi Ribadumia y a su familia por regalar cada año este ejercicio de reminiscencia y por la merienda tradicional que siempre triunfa.

La gratitud en silencio no sirve a nadie, así que GRACIAS Ana Rosa!!!!!! 

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos