Ver todos los artículos

17/08/2018



Publicado el 17 agosto, 2018 - 11:28h

Hoy os vamos a comentar una técnica integrada dentro de la fisioterapia: la masoterapia.
La masoterapia se puede definir como el uso de distintas técnicas de masaje con fines terapéuticos, esto es, para el tratamiento de enfermedades y lesiones. Actualmente el tratamiento por masaje es sinónimo de bienestar y salud.
Técnicamente, es un método de valoración (mediante la palpación) y de tratamiento manual, aplicado sobre el cuerpo y transmitido por la presión mecánica de las manos a los diferentes órganos. Según la indicación y los objetivos de tratamiento propuestos, se pueden lograr efectos que generan acciones directas o reflejas sobre el organismo.
El uso profesional del masaje en el ámbito sanitario requiere una profunda comprensión de la anatomía y la fisiología humana, asimismo precisa del conocimiento de sus indicaciones y especialmente de las contraindicaciones.
El fisioterapeuta es el profesional sanitario que está capacitado para realizar los masajes. Cuando el masaje es para tratar a una persona con lesión o enfermedad, es un acto sanitario y, por tanto, debe ser realizado bajo prescripción médica por el personal acreditado, es decir, el fisioterapeuta.
Ser masajista no es una profesión regulada ni titulada. Por lo tanto, no es una profesión sanitaria, por lo que no pueden tratar patologías ni hacer ningún tipo de actuación terapéutica que pueda confundir a la población.
La Fisioterapia es la terapia más natural a la que puede acceder para prevenir, tratar y paliar su enfermedad. No se deje engañar. Los problemas de su salud sólo deben ser tratados por profesionales sanitarios.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos