Ver todos los artículos

09/11/2018



Publicado el 09 noviembre, 2018 - 12:10h

España tendrá la mayor esperanza de vida en 2040. Los/as españoles alcanzarán un promedio de edad de 85.8 años de edad para dicho año, según un estudio realizado por la Universidad de Washington.

Recientemente se ha  publicado un estudio sobre la esperanza de vida y las causas de muertes, en la que indicaba para España una previsión de primeros en ranking sobre la esperanza de vida  para 2040.

Otras naciones también esperan poder mejorar la esperanza de vida en 2040 son: China, Siria, Nigeria e Indonesia.

A pesar que España cuenta con una buena previsión en la evolución de los años venideros con respecto a la esperanza de vida, en 2016 ya se situó en cuarta posición con la esperanza de vida más alta, entre 196 países, teniendo solo por delante a Japón, Suiza y Singapur, en este mismo orden.

En relación a las principales causas de muerte prematura en España resaltan la cardiopatía isquémica, cáncer de pulmón, EPOC, cáncer de colon y recto, accidente cerebro vascular, enfermedad renal crónica, otras enfermedades cardiovasculares, cáncer de páncreas y diabetes.

Con los datos que se han facilitado en el estudio es importante una reflexión sobre como la sociedad española va afrontar esta situación, siendo necesario que los políticos, administraciones públicas y profesionales del sector comiencen a establecer mecanismos de cambios para dar cabida a todas las áreas en la que repercutirán.

Con una pirámide de población cada vez más invertida, en las que existen menos nacimientos, y mayor esperanza de vida, significará que habrá mayor número de personas mayores de 65 años. Actualmente se sitúa en 18.2% de la población, incrementándose a 24,9% en 2029 y 38,7 en 2064.

Actualmente la tasa de dependencia se sitúa en 4 personas en edad legal de trabajar, siendo la tasa de dependencia de 3,74% y con unas proyecciones inferiores a 2 en el año 2040. Ya que además se tiene que tener en cuenta el saldo migratorio negativo, manteniéndose hasta 2032, con una pérdida de población estimada de 1.3 millones de personas.

España tiene un reto que es comenzar a buscar las distintas alternativas de futuro y dejar de pensar en objetivos cortoplacistas, por lo que será necesario que todos los entes trabajen conjuntamente, siendo la salud, las pensiones, y la natalidad pilares en los que trabajar.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos