Ver todos los artículos

11/07/2018



Publicado el 11 julio, 2018 - 13:19h

Nuestra experiencia propia, con pacientes afectados de diversos tipos de demencia, nos ha llevado a observar que la capacidad de atención-concentración (una función que implica la activación de circuitos fronto-basales, y que en muchos casos impide la participación en determinadas tareas de estimulación cognitiva), se mantiene con más facilidad cuando el/la enfermo/a participa en tareas artísticas.

Los/as participantes son capaces de mantenerse pintando hasta una hora, sin levantarse y deambular, o sin ni siquiera dejar el pincel.

La acción de pintar requiere y estimula la atención y la concentración, y éstas son dos capacidades especialmente relevantes en la estimulación de los/as enfermos/as con demencia, puesto que de ellas depende la eficacia de cualquier intervención, bien sea cognitiva, psicomotora, o de cualquier otro tipo.

Os dejamos las imágenes de un grupo de residentes realizando esta actividad en la mañana de hoy.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos