Ver todos los artículos

06/09/2018



Publicado el 07 septiembre, 2018 - 16:04h

Como todos  los jueves los residentes del Centro Domusvi La Sirena jugamos a las cartas y al dominó.

Los juegos de mesa son un instrumento de mejora y prevención de los efectos negativos del envejecimiento y son un recurso que se puede usar para promocionar el ocio en la tercera edad y mantener las capacidades cognitivas y físicas de los mayores, por lo que, además de los beneficios sociales y emocionales, ralentizan el proceso de deterioro cognitivo.
El juego contribuye a mejorar aspectos concretos de la salud en función de la tipología de juego a la que se enfrente la persona:
– Mejora la movilidad y agilidad: todos aquellos juegos que requieren coordinar los movimientos del cuerpo, movilizar de forma pausada las articulaciones o realizar estiramientos, contribuyen de forma muy positiva a mantener las habilidades sensoriales y motoras, lo que potencia el conocimiento de uno mismo y del mundo.
– Estimula la percepción sensorial: cualquier tipo de actividad lúdica incrementa la atención y mejora la percepción y estimulación de los sentidos.
Os dejamos con las fotos de ayer.

 

 

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos