Ver todos los artículos

31/03/2017



Publicado el 31 marzo, 2017 - 07:15h

En las personas que sufren demencia (Alzheimer, Parkinson, Vascular, etc.) es muy frecuente la aparición de trastornos de conducta tales como la agitación, irritabilidad, agresividad, comportamiento errático, alteración motora … En estos casos, el psicólogo del centro realiza una valoración de estos comportamientos y elabora un registro de conducta y un plan de intervención (Apoyo Conductual) que es entregado a enfermería y auxiliares para que además de observar y registrar estos hechos, sepan cómo actuar ante ellos. La finalidad de esta intervención psicológica es prevenir y reducir la aparición de estos trastornos, mejorar la estabilidad emocional de los usuarios e intentar minimizar el consumo de fármacos psicoactivos en la medida de lo posible.

PhotoGrid_1490943952948

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos