Ver todos los artículos

28 de marzo de 2019



Publicado el 28 marzo, 2019 - 19:27h

HOMBRO CONGELADO O CAPSULITIS RETRACTIL

Buenos días a todos, esta semana desde el departamento de fisioterapia vamos a explicar una patología que también es muy común entre nuestros residentes y que los incapacita funcionalmente, haciendo que su dependencia sea mayor y por lo tanto disminuya su autonomía en la realización de las ABVDS.

El hombro congelado, es una inflamación crónica del tejido conectivo que recubre toda la articulación del hombro produciendo dolor y rigidez. Afecta a un 2% de la población, con más prevalencia en el adulto mayor, y afectando más a las mujeres.

La articulación del hombro es una enartrosis, formada por tres huesos: el húmero, el omóplato y la clavícula. La esfera del húmero se acopla a una cavidad del omóplato, todo envuelto de un tejido conjuntivo formando la cápsula articular del hombro. En esta afectación la cápsula se espesa y se endurece, formando adherencias con una menor presencia de líquido sinovial dentro de la articulación.

Síntomas

  • Dolor: un dolor sordo, fijo y continuo que se produce más por las noches y que produce la disminución de los movimientos del brazo. Se produce más en la primera etapa.
  • Rigidez: limitando mucho los movimientos del brazo como puede ser abrocharse el sujetador o peinarse.
  • Disminución de la movilidad del brazo: hay disminución de la movilidad del brazo tanto activa como pasiva

1º Fase del tratamiento

En la primera fase es importante realizar un tratamiento que disminuya el dolor y permita mantener el rango de movimiento todo lo posible. Se aplicará electroterapia, crioterapia, masoterapia relajante incluyendo las cervicales, movilización pasiva y luego activa respetando el dolor y ejercicios de estabilización escapular.

2º Fase del tratamiento

Esta fase es donde se instala una rigidez progresiva. A lo anterior se le deberá añadir la termoterapia al inicio de la sesión para mejorar la elasticidad tisular, ejercicios pendulares, maniobras de liberación de la cabeza humeral buscando la distensión de los manguitos de los rotadores, estiramientos contracción-relajación, ejercicios de estabilización, fortalecimiento de la musculatura periarticular.

3º Fase del tratamiento

En esta fase comenzamos con la recuperación de la movilidad. Debemos de darle mucha importancia al reequilibrio muscular. Se añadirán ejercicios de Kabat, ejercicios de reeducación muscular, reeducación propioceptiva y readaptación muscular.

Es muy importante la prevención sobretodo existiendo antecedentes de lesiones o traumatismos con inmovilización de la extremidad superior. Insistiendo con la abducción, la flexión y la rotación externa.

Cuando el tratamiento no es eficaz se realiza cirugía, artroscopia del hombro bajo anestesia. Se debe realizar tratamiento fisioterapéutico siempre después de la cirugía, la recuperación varía de las 6 semanas a los 3 meses.

Departamento Fisioterapia

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos