Ver todos los artículos

05/12/2018



Publicado el 05 diciembre, 2018 - 10:14h

Hoy os queremos mostrar la importancia de realizar un correcto entrenamiento propioceptivo tras lesiones o intervenciones quirúrgicas. La propiocepción en lo que conocemos la sensibilidad profunda y que permite que nuestro cuerpo sea consciente en todo momento de la posición de nuestros músculos,  de las diferentes articulaciones y partes del cuerpo. Regula la dirección y velocidad del movimiento y permite la aparición de reacciones y respuestas automáticas a nivel neuromuscular para mantener siempre una posición adecuada y evitar movimientos más allá del límite fisiológico que conllevarían a una posterior lesión.  Tras un traumatismo o intervención quirúrgica el sentido de la propiocepción se ve alterado dando una información errónea de la posición articular y favoreciendo de esta forma la aparición de recidivas, tan frecuentes tras lesiones músculo-esquéleticas.

En este caso os dejamos una pequeña muestra del trabajo propioceptivo que llevamos a cabo tras una intervención quirúrgica programada de colocación de prótesis de rodilla. Empezamos siempre con desestabilizaciones en posición bipodal y progresamos al trabajo unipodal.

Como resumen final queremos recalcar la importancia no sólo de llevar a cabo un trabajo  para recuperar movilidad y fuerza muscular sino que es necesario realizar este entrenamiento en los primeros meses para lograr una correcta recuperación.

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos