Ver todos los artículos

17/07/2018



Contacto intergeneracional
Publicado el 17 julio, 2018 - 13:39h

Los estilos de vida saludables son las variables más importantes que predicen el envejecimiento activo. Entre ellos podemos incluir el hacer ejercicio físico de forma regular, mantener una dieta saludable, no fumar y beber de forma moderada. Pero también es fundamental potenciar las interacciones sociales, principalmente la implicación con otras personas, ya que esto potencia el buen envejecimiento en sí mismo. Y en estas interacciones cabe destacar la importancia de las relaciones intergeneracionales, que resultan altamente necesarias para la mejora de la comunidad, del tejido social y la experiencia del colectivo.

El contacto intergeneracional resulta beneficioso tanto para los mayores como para los niños o jóvenes implicados. Las personas mayores experimentan, por ejemplo, cambios positivos en su humor y un aumento de la autonomía, la autoestima y la motivación. Se produce también una reducción de los síntomas depresivos, del aislamiento y de los sentimientos de soledad. A nivel cognitivo, se produce un aumento en las capacidades de atención y memoria, además de potenciar las habilidades sociales y la empatía. Por otro lado, los jóvenes se forman una idea más positiva de las personas mayores y el envejecimiento en general. Aprenden a valorar y respetar a los mayores y desarrollan actitudes positivas como la tolerancia y la solidaridad intergeneracional.

En resumen: envejecer en positivo, de forma activa y participando en la sociedad es bueno tanto para quien envejece como para la sociedad misma. Por eso, desde nuestro centro DomusVi Sierra de las Nieves, incorporamos este enfoque a nuestro día a día para hacer posible el encuentro entre personas de distintas edades.

 

 

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos