Ver todos los artículos

28/04/2018



Publicado el 28 abril, 2018 - 16:02h

En la Residencia Matogrande hemos querido darle la bienvenida a la Primavera de una manera especial. Observando el éxito del huerto terapéutico que pusimos en marcha en Marzo del año 2017, entre todos hemos decidido ampliarlo.

El pasado miércoles 25 de Abril quisimos aprovechar la llegada del buen tiempo, que nos ofrece la posibilidad de realizar diversas actividades al aire libre. Por ello, se reunió un amplio grupo de residentes acompañados de personal del Centro, concretamente de Ana, nuestra Terapeuta Ocupacional y de Pedro, encargado del mantenimiento del edificio, en la terraza de la segunda planta, todos ellos con muchas ganas y dispuestos a elaborar y ampliar nuestro HUERTO TERAPÉUTICO.

Este año decidimos plantar de forma directa en las jardineras y macetas, algunas de ellas construidas, una vez más, por nuestro compañero Pedro.

Una vez las preparamos, comenzamos seleccionando la tierra, separando las raíces y demás restos inservibles para, posteriormente, colocarla en las jardineras y macetas. Cada componente del grupo participó a su manera, ya que unos indicaban el lugar donde plantar, y otros se encargaban del trabajo manual.

Entre todos conseguimos plantar semillas de tomate, fresa, pimiento de padrón, lechuga, calabacín y pepino.

El trabajo fue duro y nos llevó toda la tarde, debido a que entre todos intentamos que el resultado fuese inmejorable, por lo que trabajamos con cuidado y prestando mucha atención a cada detalle. Eso sí, no faltaron las risas y los buenos momentos llenos de anécdotas, bromas y confidencias, los cuales hicieron de la tarde una tarde maravillosa de la que no nos olvidaremos nunca.

Una vez finalizado todo el proceso y, observando el resultado, nos sentimos felices y orgullosos, ya que solamente unos pocos componentes del grupo eran experimentados en esta labor, quienes enseñaron al resto del equipo las pautas a seguir, logrando que descubriesen algo nuevo para ellos y muy gratificante.

A partir de ahora, solo nos queda cuidar con mimo y paciencia nuestro huerto, para poder apreciar en el futuro sus frutos.

Os mantendremos informados de los progresos que vayamos obteniendo. Mientras tanto, en la terraza podréis ir viendo en primera persona con vuestros propios ojos lo amplio y bonito que está quedando nuestro huerto terapéutico.

BENEFICIOS Y APORTACIONES

La puesta en marcha de un huerto, tanto en centros sociales como en residencias, aporta multitud de beneficios en el día a día, ya que es una responsabilidad, que obliga a adquirir hábitos que implican cierto beneficio físico. Además, se considera una tarea creativa la cual favorece el recuerdo de los conocimientos adquiridos hace tiempo en el campo. Por otra parte, aporta beneficios en la dieta, ya que fomenta la alimentación saludable, con el posterior uso de los productos del huerto.

El propósito del taller es la creación de un espacio que fomente el trabajo en equipo y su cuidado diario, además de estimular la interacción social entre los participantes, favoreciendo el sentimiento de pertenencia a un grupo con un objetivo común. Dicha interacción se realiza, sobre todo, compartiendo experiencias personales del pasado haciendo una reminiscencia de su propia vida.

 

Beatriz Rivas

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos