Ver todos los artículos

20 de Septiembre de 2018



Publicado el 20 septiembre, 2018 - 16:34h

GERONTOGIMNASIA EL EJERCICIO FÍSICO DE LA TERCERA EDAD

Realizar una actividad física a cualquier edad en muy importante y beneficioso, pero si hablamos de realizar algún tipo de ejercicio en la tercera edad es aún más importante, así evitaremos la pérdida de masa muscular y masa ósea, mejoraremos el estado de ánimo  por la segregación de endorfinas (la hormona de la felicidad) incluso podemos hacer que influya en la autonomía y la realización de las actividades  básica de la vida diaria (ABVDS) con mayor destreza e incluso evitar caídas.

Por ello en nuestro centro Domus VI realizamos un programa de fisioterapia denominado gerontogimnasia, ejecutado por el departamento auxiliar.

¿Qué es la gerontogimnasia?

La gerontogimnasia es un programa de revitalización grupal,  consistente en el desarrollo de una secuencia ordenada de ejercicios generales, sencillos, no específicos de respiración, movilización de las diferentes partes del cuerpo, coordinación de movimientos y concentración. El departamento de fisioterapia proporciona una tabla, que diseña bajo su criterio, teniendo en cuenta las características y necesidades de los residentes susceptibles a realizar la actividad. En ellas realizará una breve explicación y descripción de la actividad, así como las recomendaciones precisas, y detallará la secuencia de ejercicios a seguir.

La actividad se realiza de lunes a viernes, teniendo una duración de aproximadamente de 45 minutos para evitar fatiga o cansancio de los residentes.

Está dirigido a todo mayor que cognitivamente pueda seguir las instrucciones que el auxiliar indica para su ejecución, y que no presente ninguna patología que contraindique su realización.

Es una actividad que se lleva a cabo por las mañanas tras el desayuno y aseo, cuando nuestros mayores están más descansados y receptivos para desarrollar dicha actividad.

Beneficios:

  • Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Disminuye de la depresión, el stress y la ansiedad.
  • Mejora los reflejos y el equilibrio ayudando a evitar caídas y golpes.
  • Incrementa la flexibilidad y la movilidad articular ayudando a prevenir enfermedades como la artrosis, artritis y fracturas.
  • Mantiene el peso corporal.
  • Fortalece los músculos.
  • Mejora la interacción social.
  • Mejora la calidad de vida de la persona.
  • Aumenta la independencia.
  • Aumenta la autosatisfacción.

“Mejoremos la calidad del envejecimiento del cuerpo, logrando una mejor calidad de vida”

Elisabet Cruz

Fisioterapeuta

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos