Ver todos los artículos

08.03.2019



Publicado el 08 marzo, 2019 - 18:28h

Las fechas de Carnaval se apuraron al máximo en #DomusVi Lugo, de esta forma, 6 de abril, el miércoles de ceniza, se cerró todo con la magia de la “Foliada de Bosende”, dirigidos con singular profesionalidad por Fran, que casi parece el jazzista Jorge Prado con el saxo, y el resto de instrumentos se marcaron todos los ritmos propios de una foliada.

Hubo incluso trucos de magia por parte de una provocativa legionaria con cuerpo de baile incluido.

Lograron arrancar los cálidos aplausos del personal que abarrotaba el vestíbulo de la #Residencia para ovacionar a esta gente, que usa el centro social de Bosende para sus ensayos ,” tiene mucho mérito….

Solamente les quedó sin cantar la canción de “…eu quixera ser merliño…” y no pasó nada porque luego la cantamos -a capela- en la cafetería, como cual “Cantos de Taberna”, tambien sonó la de Pilocha…O sacristan de Coimbra.

Foliada de Bosende se marcharon tras haberse ganado el cariño de los residentes.

Lo del saxo de Fran es verdaderamente espectacular, pero tampoco desmerece el manejo del acordeon de Manolo, a quien su destreza le permite apuntar tan bien, que incluso disimula su alto porcentaje de alopecia.

Curioso entre los foliantes, venía uno disfrazado de “peludez”, desconociendo que entre el público se encontraba el verdadero personaje.

Con el deseo de vivir lo suficiente para agradecerle a nuestra animadora sus esfuerzos de programación y caracterizaciones, despedimos el carnaval para reencontrarnos con la más exigente etapa de la cuaresma.

Deseando volver a tener entre nosotros a la Foliada de Bosende que  nos venga a alegrar muchas horas a mucha gente, solo faltó un poco de vino, aunque a punto estuvieron de evocarlo cuando les pidieron un pasodoble de Manolo Escobar.

Esto es como el San Fermín, Ya queda menos para el año que viene…y que se repita…

Por nosotros que vuelva pronto la coral y los foliadores…ojo¡ no vale con la broma semántica fácil.

Fueron unos carnavales grandes de verdad de la buena, es decir no de la política…

Arcadio Silvosa

 

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos