Ver todos los artículos

20-8-18



Publicado el 20 agosto, 2018 - 18:23h

Tens analgésico: actuación e indicaciones

Una de las herramientas de trabajo que uso en el tratamiento fisioterapéutico es el Tens analgésico. Muchas personas me preguntan ¿“Para qué sirven estos calambritos”?. Pues bien, en el post de fisioterapia de esta semana explicaremos en qué consiste y los efectos que proporciona en la persona.

¿Cómo actúa?

A través del agradable hormigueo de un tratamiento con electroestimulación, el estímulo del dolor puede frenarse. De este modo podrán solucionarse de manera sencilla también las tensiones. A través de electrodos compatibles con la piel, los impulsos eléctricos se introducen en los músculos. Con la intensidad de corriente y frecuencia adecuadas, se estimula el movimiento de las células musculares, se rompen bloqueos y, a continuación, produce una  relajación. Unos electrodos especiales para diferentes partes del cuerpo y aparatos de electroestimulación certificados se encargan de proporcionar un efecto óptimo

¿Para qué está indicado este tipo de terapia?

  • Para dolor Agudo y crónico musculo-esquelético.
  • Neuropatía periférica.
  • Dolor regional complejo.
  • Crónico maligno.
  • Artritis reumatoide.
  • Dolor miofascial.
  • Dolor visceral.
  • Dolor neuropático.
    • Síndromes de desaferenciación.
    • Dolor mantenido simpáticamente.
    • Cefalea tensional.
  • Neuralgia postherpética

¿Cuándo no se debe usar este tipo de terapia?:

  • En el embarazo.
  • Proximidad del seno carotideo.
  • Portadores de marcapasos.

Efectos Adversos

El único problema común asociado con TENS ha sido la irritación local de la piel, que se observa hasta en un tercio de los pacientes, probablemente debido en parte a la pérdida o el secado del gel conductor.

 

 

Este post ha sido realizado por Elisabet Cruz Varela, fisioterapeuta de Domus VI Alcalá de Guadaíra

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos