Ver todos los artículos

22/03/2019



Publicado el 22 marzo, 2019 - 13:10h

A lo largo del año vamos a realizar diferentes entrevistas a nuestros profesionales del Servicio de Teleasistencia de DomusVi, poniendo el valor del trabajo que realizan día a día con dedicación y esmero, todo de cara a ofrecer un servicio de calidad y con calidez.

Aunque cueste humanizar las nuevas tecnologías, nuestra compañera Conchi López, coordinadora en el Servicio de Teleasistencia y responsable del Departamento de Integración Tecnológica, Psicóloga y con varios años a sus espaldas de experiencia en la atención a personas mayores a través de la Teleasistencia, realiza una aproximación de la forma de afrontar los cambios en el Servicio e integrar nuevos tipos de tecnología; ya que no se trata únicamente de utilizar nuevos dispositivos, sino de que esta tecnología quede al servicio de las personas usuarias y de los profesionales que trabajan para mejorar su calidad de vida.

Es por esto que le hemos lanzado las siguientes cuestiones que no ha dudado en contestar:

Pregunta: Conchi, ¿qué relación hay entre la Teleasistencia avanzada y las personas mayores?.

Respuesta: Cuando hablamos de tecnología y personas mayores, hay dos conceptos clave que debemos abordar. Por un lado, el económico y, por otro, el de calidad en la atención. Las nuevas tecnologías aplicadas a la atención sociosanitaria de las personas mayores y/o dependientes que residen en sus domicilios, pueden fomentar la autonomía y servir del apoyo necesario para que puedan continuar la estancia en sus domicilios el mayor tiempo posible, manteniendo un adecuado nivel de calidad de vida. Los costes de este tipo de atención son más reducidos que los costes de la atención residencial, y además, son generalmente preferidos por las propias personas. Por tanto, cuando hablamos de Teleasistencia domiciliaria, hablamos de eficiencia económica y de calidad de vida.

Pregunta: ¿Quiénes son los principales consumidores de tecnología?

Respuesta: Probablemente hemos pensado que la respuesta a esta pregunta son las personas jóvenes. Sin embargo, las personas mayores son una parte muy importante de la población consumidora de productos y servicios TIC, ya que el número crece cada día y cada vez más las empresas incluyen estrategias de marketing dirigidas a este colectivo. Desde el Servicio de Teleasistencia Domusvi somos conscientes de este hecho, y de cómo las nuevas tecnologías pueden ayudarnos a conseguir nuestro objetivo de cuidar al mayor y mejorar su calidad de vida en su entorno natural.

Pregunta: ¿Estamos deshumanizando la atención a las personas?

Respuesta: No debemos confundir la integración de tecnología en el cuidado a las personas con una atención fría o carente del componente más humano. Todo lo contrario. Las nuevas tecnologías nos sirven de apoyo y nos ayudan a detectar situaciones a las que no podríamos llegar de otro modo, para que podamos atenderle de la forma más humana posible.

Así, con un sistema de detección de caídas inteligente, podremos detectar que Dña. Mª Dolores ha sufrido una caída en su domicilio; que D. Juan se ha vuelto a dejar el gas encendido después de cocinar, mediante un sensor de gas conectado al sistema de Teleasistencia; o que Dña. Petra ha salido a comprar el pan pero se ha despistado y no sabe volver a casa, mediante un dispositivo de Teleasistencia móvil con detector de salida de zona de seguridad y localizador GPS. Detrás de todas estas situaciones de emergencia, se encuentra siempre el trato humano, cariñoso y empático de nuestras/os operadoras/as que gestionan los recursos necesarios para que la persona quede atendida de la mejor manera.

Pregunta: ¿Existe la llamada “brecha digital”?

Respuesta: Este concepto hace referencia a la relación entre la baja especialización tecnológica del usuario/a y la alta complejidad del producto. Sin embargo, los avances tecnológicos también aportan soluciones para reducir esta brecha, proporcionando la suficiente flexibilidad tanto en el hardware como en el software para que puedan ser modificados y adaptados. Estamos hablando del concepto de usabilidad.

En el Servicio de Teleasistencia Domusvi trabajamos diariamente con estos conceptos de usabilidad, flexibilidad y accesibilidad, explorando diferentes dispositivos tecnológicos y adaptando su uso a las necesidades de las personas a las que atendemos.

Este trabajo entraña un gran desafío debido a la creciente complejidad de los productos y a la gran variedad de posibles escenarios y perfiles con los que trabajamos. Algunos conceptos sobre usabilidad con los que trabajamos son:

  • Conseguir un diseño que facilite a la persona percibir la tecnología como un beneficio para su vida diaria, en lugar de como una amenaza o un problema. Es decir, fomentar la autonomía.
  • Transmitir la visión de que el dispositivo tecnológico que van a utilizar se encuentra conectado con un Servicio mucho más amplio que le va a proporcionar una atención de calidad. Es decir, transmitir seguridad.
  • Conseguir que la interacción con el dispositivo sea sencilla, accesible, flexible y útil. Es decir, responder a las necesidades de la persona.

Además, es importante facilitar al usuario/a la formación necesaria para la correcta y más provechosa utilización de los dispositivos, no solo al inicio, sino de forma continuada; y responder de forma rápida y efectiva ante las posibles incidencias en su funcionamiento.

Pregunta: ¿Son las nuevas tecnologías “cosa de mayores”?

Respuesta: Los cambios tecnológicos pueden ser difíciles de asumir para personas de determinadas generaciones que no han tenido una educación inmersa en nuevas tecnologías de la información. Sin embargo, podemos reducir este impacto trabajando en la usabilidad y la accesibilidad, y dedicando nuestro tiempo y esfuerzo en realizar formación y asistencia técnica que facilite su uso.

La Teleasistencia clásica lleva años demostrando su utilidad en mejorar la calidad de vida de las personas mayores en sus domicilios, y la Teleasistencia avanzada, con menos años de experiencia, está demostrando ofrecer muy buenos resultados en este sentido.

Nuestra experiencia en la integración de nuevas tecnologías de apoyo a la atención sociosanitaria a las personas usuarias del Servicio de Teleasistencia ha sido muy positiva en los últimos años. Se trata de un proceso que nos ayuda a aprender cada día sobre nuestros/as usuarios/as y sus necesidades, y a trabajar para conseguir que cumplan su objetivo de vivir en casa como personas autónomas.

Desde aquí, agradecer su disponibilidad y buen hacer en su trabajo que permite que el Servicio de Teleasistencia avance cada día, siempre en favor de los usuarios del Servicio, procurando un adecuado nivel de calidad de vida.

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos