Ver todos los artículos

14 de enero del 2019



Publicado el 14 enero, 2019 - 17:11h

Con la llegada del frio, llegan los catarros, resfriados y demás enfermedades respiratorias, que afectan tanto a nuestros mayores.
El objetivo de la fisioterapia respiratoria es conseguir una mejoría de los síntomas y enlentecer la progresión de la enfermedad; consiguiendo la máxima capacidad física de cada paciente.
Los procedimientos se basan en dos puntos:
• La terapia física: que consistirá en Fisioterapia Respiratoria y Ejercicios Respiratorios
• El entrenamiento muscular, tanto general como de los músculos respiratorios.

Las técnicas más utilizadas son las siguientes:
• Drenaje postural: el objetivo de esta técnica es conseguir que las secreciones drenen por acción de la gravedad hacia bronquios mayores, tráquea hasta conseguir expulsarlas con la tos.
• Percusión y vibración: la percusión consiste en dar palmadas de manera rítmica, más conocido como Clapping; para quitar las secreciones adheridas a las paredes bronquiales. Con la vibración y compresión de la caja torácica durante la espiración, aumentaremos la velocidad de espiración para desprender las secreciones.
• Educación de la tos: enseñar a toser después de una inspiración profunda, durante la espiración, procurando hacerla en 2 o 3 tiempos para un mejor arrastre de las secreciones.
• Ejercicios Respiratorios: tienen como objetivo disminuir el trabajo respiratorio, mejorar la oxigenación y aumentar la función respiratoria.

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos