Ver todos los artículos

20/03./19



Publicado el 20 marzo, 2019 - 11:36h

Esta semana, el equipo de profesionales de DomusVi Ribadumia, hemos recibido unas bonitas palabras de agradecimiento a través de una carta:

Carta de la familia de José Antón Campos y Rosa Fuentes Area:

Para TODO el personal de DomusVi Ribadumia.

NO quiero despedirme de vostr@s, no me gustan las despedidas; pero tampoco quiero que os quedéis sin saber todo lo que habéis significado para mí durante mas de cuatro años.

Llegamos una tarde de reyes y nos recibisteis con vuestra mejor sonrisa, pero nosotros no sonreíamos… Incertidumbre, pena, miedo, rabia, tristeza… nos rondaban múltiples emociones y sentimientos. Mis padres se quedaban ahí, lejos de su casa, de sus amigos, de sus cosas, lejos de TODA SU VIDA. Y yo me volvía sin ellos…

Con el paso de los meses y gracias a vuestros cuidados y atenciones, parecía que nos íbamos adaptando a esta nueva “forma de vida” Pero esa fase de adaptación no fue para todos igual, para ella parece que fue fácil y siempre exteriorizaba lo positivo del cambio; pero él nunca logró adaptarse, quizás su patología tampoco le ayudaba…

A lo largo de todo este tiempo vivimos alegrías y penas, momentos buenos, malos, muy buenos y muy malos: ingresos hospitalarios, cumpleaños, navidades, diagnósticos incurables, boda, embarazo, a llegada del pequeño José…, pero también la despedida más larga y triste de mi vida… Y en todos esos momentos, en los buenos y en los peores, habéis estado dándonos vuestro apoyo y mucho cariño… Siempre acompañándonos.

Formáis un gran equipo, sois poc@s pero llegáis a tod@s. Aseáis, vestís, animáis, alimentáis, escucháis, acompañáis, consoláis… todo en tiempo récord!!! y siempre con buena cara… Hacéis un trabajo increíble, pero lo increíble no es el trabajo que hacéis; lo maravilloso es CÓMO lo hacéis.

Nos fuimos por motivos “logísticos” y ahora la abuela puede ver a sus nietos todos los días… la pena es no haberos podido traer a tod@s vosotr@s con ella…

De mi padre aprendí muchas cosas, el me enseñó lo importante que es saber dar las GRACIAS. Así que ahora que el no puede hacerlo, lo hago yo en su nombre:

GRACIAS!!!

GRACIAS POR CUIDARNOS

GRACIAS POR ESTAR SIEMPRE AHÍ

GRACIAS POR AYUDARNOS CUANDO LO NECESITAMOS

GRACIAS POR CADA MOMENTO Y CADA INSTANTE

GRACIAS POR CADA MIRADA

GRACIAS POR CADA PALABRA

GRACIAS POR CADA GESTO

Me gustaría que nuestra gratitud la hicieseis extendible a todos los que formáis y los que en algún momento han formado parte de DomusVi Ribadumia, me encantaría nombraros a tod@s pero si lo intento seguro que much@s se me van a quedar atrás… así que daros tod@s por aludidos!!!

Pude que para vosotros seamos una familia más de todas la que pasan por ahí a lo largo de los años… pero tenéis que saber que para nosotros sois NUESTRA FAMILIA.

Nunca os olvidaremos!!!”

Fdo. Verónica Antón

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos