Ver todos los artículos

14 DE OCTUBRE



Publicado el 14 octubre, 2016 - 12:53h

La parafina es una sustancia blanca, de aspecto untuoso, en forma de cera.

Tiene un punto de fusión de 53ºC .En este punto de temperatura, la parafina, originalmente sólida, se vuelve líquida propiciando una  acción térmica al ceder calor por conducción.

Para que la parafina sea empleada en termoterapia, debe ser calentada hasta alcanzar el punto de fusión. Para ello se utiliza el baño de parafina.

La Parafina está muy indicada para proporcionar una alta hidratación en capas profundas de la piel, así como tratar dolores musculares , artrosis , artritis ,  alteraciones de origen postraumática ,y otras enfermedades articulares y periarticulares sobretodo en manos y pies .

Además estimula la circulación sanguínea ya que el calor actúa como vasodilatador por el aumento de flujo de sangre en las venas.

Para aplicar la Parafina, en nuestro caso  en las manos, debemos tener en cuenta:

Lavar la zona a tratar.

Introducir las manos  en el baño de parafina 3 veces hasta conseguir una capa que retenga la temperatura.

Para mantener calor, se envuelve en una bolsa de plástico y después en una toalla.

Se mantiene durante 10 o 15 minutos hasta que se enfríe.

Para aprovechar los beneficios de la parafina tras retirarla, realizamos diferentes ejercicios que permiten mejorar la movilidad, agilidad y fuerza de los dedos y muñeca.

Fotos varias actividades parafinaFotos varias actividades parafina 006Fotos varias actividades parafina 004Fotos varias actividades parafina 002Fotos varias actividades parafina 003

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos