Ver todos los artículos

31/07/2018



Relación terapéutica
Publicado el 31 julio, 2018 - 15:57h

En DomusVi Sierra de las Nieves, sabemos que un diagnóstico no dice nada acerca de la persona, por eso intentamos adaptarnos a la singularidad de cada una de ellas.

Para quienes sufren una enfermedad mental, el tratamiento farmacológico es importante para contener los síntomas, pero por sí solo no cura. De ahí la importancia de poder construir una relación terapéutica con cada persona, para poder acercarnos a ellos y ayudarles. Lo primero es comprender, escuchar, hacer preguntas, tener paciencia y dar crédito a la persona; solo así se puede entablar una relación basada en la confianza y el afecto. Y esa relación, en sí misma, es ya fuente de cuidados.

De ahí que sea necesario destacar la importancia del vínculo; no solo del vínculo que estas personas entablan con los profesionales, sino también de los vínculos familiares, de amistad, con el vecindario, con la comunidad. Porque las personas con trastorno mental son más que una etiqueta, son “lo que hacen y lo que consiguen”.

Nuestro objetivo, como profesionales de la salud, es desenfocar la identidad de persona con enfermedad mental, porque si nos centramos exclusivamente en la enfermedad y los síntomas, lo que se pone en juego son sus modos de funcionamiento más deficitarios y dependientes. Por eso, en nuestro centro trabajamos desde un modelo basado en la salud y más allá de las acciones a las que denominamos intervenciones clínicas o psicológicas (que también se llevan a cabo, por supuesto!), ponemos en marcha un sinfín de interacciones orientadas a brindar o facilitar la realización de actividades y experiencias terapéuticas y rehabilitadoras. Esto supone trabajar una serie de áreas: las habilidades sociales, funcionamiento cognitivo, AVDs (Actividades de la Vida Diaria), psicomotricidad, afrontamiento personal, ocio y tiempo libre, integración comunitaria, etc.

Porque las personas con enfermedad mental son personas con sueños, con ilusiones y con capacidades para hacer cosas excepcionales. Solo hay que descubrirlas y hacerlas emerger.

Y para quienes ven en nuestro trabajo una “tarea muy dura” solo resta decirles que es una fuente de enorme riqueza, porque detrás de la enfermedad mental hay mucho más por descubrir.

 

Mónica Vesprini

Psicóloga

 

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos