Ver todos los artículos

07/09/2018



Publicado el 07 septiembre, 2018 - 14:54h

Ocupamos este espacio en nuestro Blog, para mostrar la carta que, una clienta hospedada en nuestro centro, nos ha dedicado con cariño. Esperamos que os guste.

ANDALUCÍA

Gracias Sevilla: en tus tierras se conformó un acto de amor, un acto de vida. Gracias Adorea.

Vuelvo de vacaciones de Andalucía. Y ya no soy yo. Soy mi mejor yo. Poco excitantes, quizás, porque he tenido pocos días y porque iba a lo que iba: a hacer salud. Poco fiestorros, me refiero. Poco culturales, porque no ha habido tiempo. Nunca lo hay. He tenido tiempo para un torneo Challenger en el Club de Tenis Betis y para la Iglesia de Nuestra Sra. De las Flores. Preciosísima. Ah! Y eso sí, mucho zapato, poco plato y mucho bus.

¿Qué me llama al Sur? ¿Serán mis abuelos maternos? Sí, y algo más. ¿Será su gente? Sí, y algo más. ¿Será su gastronomía? Sí, y algo más. ¿Será su cultura? Sí, y algo más. Pero lo que definitivamente marca la diferencia con la tierra que ahora me da cobijo es la educación, cosa de la que mis abuelos no pudieron gozar. Educación y respeto. En Andalucía yo, por lo menos, y entiendo que todo turista que se precie, se siente venerado. Parece que el andaluz tiene miedo a ofender, en un siempre, lo puedo corroborar, falso sentimiento de inferioridad. Tratan al de fuera como si fuéramos de mantequilla. Así nos quieren de bien. Tratan al de fuera como si fuéramos de porcelana. Así nos adoran. Alguna excepción habrá habido por ofuscación, pero se olvida pronto.

Son los andaluces, de venerar sus imágenes, sus vírgenes y sus visitantes. Son el respeto –salvo contadas excepciones que tenemos? que disculpar- hecho verbo y personificado.

Ay, Andalucía! Desde la distancia os extraño y desearía volver mañana a sentirme arropada, querida y respetada –y no maltratada, vapuleada, víctima de la indiferencia o vilipendiada-. A sentirme reina.

Ay, Andalucía! Te imagino en la lejanía sin saber cuándo. Cuándo podré volver y si podré volver.

Ay, Andalucía!  Si tú supieras.

Ay, Andalucía!  de mis suspiros

Balaguer, a 5 de Septiembre de 2018

BEGOÑA RIU MOYA

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos